Nunca se había fotografiado con bikini porque le avergüenza su cuerpo. Ahora su foto está dando la vuelta al mundo

1367
0

Ahora que ha llegado el verano, comienzan esos dos/tres meses en los que algunas mujeres sufren ataques de pánico: hay que ponerse un bañador. No vale con que la ropa de calle sea cada vez más mínima (¿quién inventaría los “crop-top” y qué función tienen?); ahora ya ha llegado la época de playa y piscina. ¿Conseguiste aquel objetivo imposible que te planteaste a principios de año? ¿Has seguido la estricta dieta que te mandó aquella amiga tuya? ¿Has ido al gimnasio más de dos horas al día, tal y como constaba en tus propósitos de año nuevo? Si la respuesta a todas estas preguntas es, lógicamente, “no”; no te preocupes: estamos todas igual. ¿Y sabes qué? No debería importarte lo más mínimo no haber cumplido ninguna de esas cosas.

>

Por suerte para todas, por cada modelo perfecta que vemos en las redes sociales están apareciendo una tres o cuatro mujeres que quieren mostrarse tal y cómo son. Y es que, la “realidad” de las redes sociales está haciendo que cada vez haya más voces de mujeres que quieren dejar claro que nada es lo que parece, y que lo mejor es aceptarse a uno mismo tal y cómo somos. Por tu salud mental y física, es lo mejor que puedes hacer.

 

La última en unirse a este club de mujeres ha sido Mira Hirsch, una joven cuyas fotos en bikini están dando la vuelta al mundo por una poderosa razón, y es que la joven se muestra tal y cómo es, con sus “huecos en la cadera” incluídos. ¿Que qué son? También se les llaman “caderas de violín”, y es básicamente la zona que une las caderas y los muslos. Algunas mujeres tienen una pequeña curva, motivo que les hace avergonzarse. Sin embargo, tenerlos es totalmente normal, igual que no tenerlos también lo es. Y no, el tenerlos no te hace “gorda”.

¿Recordáis la moda del “thigh-gap” (hueco entre los muslos) y el “ab-crack” (línea abdominal)? Pues lo mismo: tenerlo puede ser natural, conseguirlo si no lo tienes, imposible. Pero, ¿debemos avergonzarnos de no poder conseguir ideales imposibles? Nada más lejos.

Las fotos de Mira en bañador dieron la vuelta al mundo a comienzos de año. En lugar de amargarse con dietas e ideales imposibles, el propósito de Mira fue aceptar su cuerpo tal y como es, y por eso decidió inaugurar su recién adquirida actitud positiva haciendo algo que jamás había hecho: ponerse un bikini para ir a la playa.

“Odiaba mi cuerpo, no aceptaba nada de mí misma. Nunca mostraba mis muslos, tripa o brazos, cuando salía por ahí”, asegura, “Aprendí que toda esta negatividad y toxicidad estaba siendo extremadamente destructiva. Necesitaba cambiar mi manera de pensar, así que salí de mi zona de confort. Pensé, ‘¡que le den! Soy bella’. Voy a enseñar mis estrías, mi celulitis y mi tripa. Nunca me he querido ni aceptado a mi misma tanto como lo hago ahora, y todo ha sido porque me dije a mi misma que era suficiente y bella. No es fácil, es un proceso emocional largo, pero aquí estoy -poniendo una foto mía en bikini, algo que no habría hecho ni en un millón de años”

Mira se ha convertido en toda una defensora del movimiento “body positive”, y ahora está haciendo sus pinitos como modelo. Sin embargo, eso tampoco ha sido tarea fácil. Todas las agencias la rechazaban, ya que su aspecto “no era el de una modelo”.

“Era muy bajita, o no lo suficientemente delgada; no era lo que querían. Sabían cómo hacerme sentir más y más insegura cada vez que miraba en sus catálogos”, asegura, “así que pensé, ‘me da igual, ¡paso de las agencias!’. Sé que valgo, no tengo que encajar en vuestra categoría, porque crearé una yo misma”.

Una de esas agencias la acogió, y Mira ha cumplido su sueño de ser modelo. Eso sí: tal y como es, sin retoques.

“No dejes que nadie te desanime”, dice, “Haz tus propias reglas, eres bella y no necesitas que nadie te diga que no encajas”.

“Me encanta la comida, y mi relación con ella está finalmente en un punto saludable. La comida es una parte esencial de la vida, y no deberías sentirte culpable o asqueado por comer”, dice, “disfrutarás mucho más de la vida cuando no estés preocupándote de esa porción extra de pizza que te has comido. Saborea cada momento y disfruta de los sabores que la vida ofrece”.

La realidad es que la joven modelo sudafricana está creando escuela. Con casi 60.000 seguidores en Instagram, se ha convertido en una de las voces defensoras de las curvas naturales de la mujer, especialmente en estos momentos que se ha “perfeccionado-desproporcionado” la típica forma de “reloj de arena” con famosas como Kim Kardashian o la cantante Nicki Minaj, conocidas por haber alterado sus cuerpos quirúrgicamente y estilizado en imágenes perfectas gracias al Photoshop.

“Mi cuerpo no tiene nada de malo, pero es una de esas cosas que no me gustan de mi. Pero, he aceptado y estoy aprendiendo a querer todas mis imperfecciones; que es lo que nos hace humanos”

Y no solo Mira, el hashtag #hipdips está petándolo en las redes sociales, con miles de mujeres mostrando orgullosas sus curvas naturales.

¿Te apuntas?

Facebook Comments